Linograbado

Si te gusta la ilustración y buscas algo diferente. Esta fácil técnica de grabado te ofrecerá los resultados que esperabas.

Cuando te metes de lleno en el dibujo o en la ilustración empiezas a conocer un poco más a fondo el grabado en madera o la serigrafía. Pero son pocos los que conocen el linograbado como técnica de estampación. Si quieres probar suerte en este tipo de técnicas el linograbado está muy recomendado y los resultados te dejarán con ganas de más.

Para que sepas un poco más, el linograbado tiene este nombre porque se utiliza una matriz de linóleo. El linóleo es un material blando, flexible y maleable debido a que tiene una base oleosa. Por tanto, si lo vas a pedir en una tienda de materiales de Bellas Artes deberás tener en cuenta cómo se ha almacenado. Si ha sido almacenado en rollos posiblemente la lámina que te vendan no estará totalmente plana. Lo ideal es que haya sido almacenado en planchas pero si no tienes esa suerte utiliza el calor como aliado e intenta darle una forma plana.

Además deberás pensar en cómo quieres estampar. Si no tienes una prensa vertical o un tórculo para estampar con presión no te preocupes. Puedes estampar a mano.

Al preparar tus bocetos ten en cuenta tres cosas. La primera que es un tipo de estampación en relieve, es decir, las virutas de linóleo que desprendas de tu plancha serán huecos en blanco en el resultado final y una vez que las quites no hay marcha atrás. La segunda es que la estampa que realices será una imagen espejo de la talla que hayas realizado en la matriz de linóleo. Y la tercera es cómo vas a pasar la tu boceto a la matriz, puedes dibujar directamente ayudado de un espejo si en el boceto no has tenido en cuenta que la imagen se invierte o con un papel calco.

Ahora vamos a ver el material que necesitas:

  • Una plancha de linóleo ( aproximadamente 6 euros un tamaño A4).
  • Gubias.
  • Cúter.
  • Tinta grasa.
  • Rodillo.
  • Papel de estampación.
  • Espátula plana.

¿Cuál es el proceso?

  1. El boceto a papel. Ten claro qué quieres hacer antes de pasar ese dibujo a la matriz y empezar a tallar.
  2. Pasa el boceto final a la matriz. Si lo vas a hacer dibujando directamente sobre la matriz de linóleo puedes ponerte frente a un espejo para invertir la imagen de tu boceto. También puedes escanear o fotografiar el boceto final e invertirlo con un editor de imágenes. Después dibujarlo directamente o calcarlo.
  3. Empieza a quitar las zonas blancas con la gubia. Si dejas en relieve un dibujo con líneas muy finas puede que éstas se estropeen con la poca presión que ejerzas sobre ellas. Recordemos que es un material blando.
    IMG_20171118_125628
  4. Prepara el papel. 
    • Si vas a dar presión con una prensa vertical o con un tórculo deberás usar papel Fabriano o similar, es decir, papel de grabado. Meterlo en agua durante cinco minutos. Sacar el papel, pegarlo sobre una superficie vertical (un cristal está bien) y pasarle un rodillo limpio un par de veces para sacar el agua. Para terminarlo de secar, colócalo sobre dos papeles y pasa la mano varias veces por encima hasta que el papel haya dejado de brillar.
    • Si vas a realizar la estampación a mano. Es decir, si harás presión con la mano. Usa papel estucado, con poco poro ideal para tinta.
  5. Cuando termines, prepara la tinta sobre una superficie plana. Saca un poco de tinta grasa del bote. Utiliza una espátula para sacar y extender un poco sobre la superficie. Si la tinta es de un bote que no se ha abierto antes no tendrás problema sino tendrás que controlar que no esté seca. Extiende la tinta en una mancha plana sobre la superficie de trabajo y ayúdate de un rodillo. Imprégnalo bien de tinta moviéndolo en una dirección para que la tinta sobre el rodillo sea uniforme. Es decir de abajo a arriba y levantas el rodillo. Así un par de veces.
  6. Entinta. Pasa el rodillo sobre la matriz de manera uniforme. Intentando no ensuciar partes que luego estarán en blanco. Sólo las que que estén en relieve.IMG_20171118_130621
  7. Coloca el papel sobre la matriz con tinta. Puede ayudarte de un papel milimetrado para centrar la plancha con el papel.
  8. Prénsalo. Haz presión con una prensa vertical, un tórculo o con la mano.
  9. .Levanta el papel con cuidado y déjalo secar.LRM_EXPORT_20171115_203133

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *