Artemisia Gentileschi autorretrato

Artemisia Gentileschi

Artemisia Gentileschi (Roma, 8 de julio de 1593-Nápoles, hacia 1654)​​ fue una pintora barroca de los denominados carvaggistas, es decir, inspirados en la obra de Caravaggio que, aunque obtuvo fama y reconocimiento mundial en vida, no volvió a ser reafirmada hasta finales del siglo XX, cuando la nueva oleada feminista comienza a preguntarse por la figura de la mujer dentro del mundo del arte y, sobre todo, en la historia.

INFANCIA Y JUVENTUD

Artemisia Gentileschi nace en Roma (perteneciente a los Estados Papales por aquel entonces) el 8 de julio de 1593. Hija primogénita del pintor Orazio Gentileschi y de Prudentia Montone, quien muere en 1605 cuando Gentileschi era sólo una niña.

A pesar de las convenciones de la época que determinaban que únicamente los hijos varones aprendieran el oficio a modo de legado, Gentileschi comenzó a recibir lecciones en el taller de su padre. Más tarde éste la tomaría como aprendiz y pediría a Agostino Tassi, que en ese momento se encontraba realizando junto a él los frescos del Casino de las Musas en el Palacio Pallavicini Rospigliosi, que le imparta lecciones de perspectiva, puesto que Tassi trabajaba como paisajista.

Existen actas de un proceso judicial que atestiguan que Orazio Gentileschi y Caravaggio se trataban, por lo que es muy posible que Artemisia Gentileschi tuviera contacto con el artista lombardo al igual que con muchos otros artistas que colmaban Roma, núcleo del arte occidental.

En esta época la artista pinta Susana y los viejos (1610), en la que podemos observar elementos clave de su obra posterior en la elección del tema y en el tratamiento del desnudo. Ya en una primera etapa hay un distanciamiento de su aprendizaje. La mujer que representa Gentileschi es una mujer real, no estereotipada.

Susana y los viejos, de Artemisia Gentileschi (1610) Pommersfelden, Schloss Weissenstein, Schönborn Collection.

Se ha hablado mucho de una influencia de Miguel Ángel en esta obra debido al uso de una composición piramidal que atrapa a Susana en la parte inferior, el cromatismo con predilección por el contraste entre rojo y azul y el la posición de la figura principal.

ETAPA FLORENTINA

Con 18 años Gentileschi fue violada repetidamente por Agostino Tassi. Prácticamente un año después del suceso, Orazio Gentileschi le denuncia (sólo los hombres tenían derecho a iniciar un proceso judicial). Como resultado Tassi es declarado culpable.

La totalidad de las actas del proceso se encuentra en los Archivos de Estado, Roma. Edizioni delle Donne publicó por primera vez en 1981, en Milán, las actas del proceso junto con una recopilación de cartas de Artemisia.

Este suceso desencadena un rápido acuerdo de matrimonio negociado entre su padre y un comerciante y pintor florentino, Pierantonio Stiattesi. Como consecuencia, Artemisia Gentileschi se muda a Florencia en 1613 donde ingresa en la  Accademia delle Arti del Disegno un año más tarde, siendo la primera mujer en conseguirlo. Entre sus primeras concesiones se encuentran unos frescos encargados por el sobrino de Miguel Ángel, Buonarroti «El Joven», en la Casa Buonarroti, un museo que conmemora al artista, además de contar con el beneplácito de uno de los mecenas más importantes de su época, Cosme II de Médici.

En su matrimonio con Stiattesi tiene cinco hijos, sólo Prudenzia llega a edad adulta. En 2011 el académico Francesco Solinas documenta una correspondencia epistolar de Gentileschi y un noble llamado Francesco Maria di Niccolò Maringhi que evidencia problemas económicos en el matrimonio con Pierantonio Stiattesi. Su etapa florentina acaba en 1620.

En este periodo pinta varias versiones de la historia bíblica de Judit:

– Judit degollando a Holofernes, 1612-1613, Museo di Capodimonte, Nápoles.

– Judit y su sirvienta, 1613-1614, Palazzo Pitti, Florencia.

– Judit decapitando a Holfernes, en torno a 1620, Gallerie degli Uffizi, Florencia.

Judit decapitando a Holfernes, de Artemisia Lomi Gentileschi, en torno a 1620, Gallerie degli Uffizi, Florencia.

Aunque se habla de una crudeza sin precedentes en esta obra, Caravaggio ya había representado el tema de una manera similar. Lo que sí resulta una novedad es la complicidad de las dos figuras femeninas en la escena y en como se realiza una reinterpretación de las escrituras que hablan de que únicamente Judit perpetra el asesinato.

ROMA Y VENECIA

En 1620 vuelve a Roma con su hija para establecerse por su cuenta. Allí conviven diferentes estilos, aún perdura el legado de Caravaggio casi una década después de su muerte, aunque hay una mayor afluencia de artistas boloñeses que llegan para quedarse. En esta época Artemisia vuelve a estar en contacto con algunos de los grandes seguidores de Caravaggio, entre ellos el francés Simon Vouet, que retrata a la pintora de la siguiente forma:

Retrato de Artemisia Lomi Gentileschi por Simon Vouet (1623-1626), colección privada.

Existe la teoría de que seguramente Gentileschi viajara a Génova con su padre en este periodo, pero no se conoce con certeza. Lo que sí sabemos es que probó suerte en Venecia, tal vez debido a la afluencia de los artistas boloñeses en Roma, que acaparaban cada vez más encargos.

En torno a 1624 tuvo otra hija, Porzia, y en 1630 se traslada a Nápoles.

ENTRE NÁPOLES Y LA CORTE INGLESA.

Artemisia Gentileschi lucha por sobrevivir y en 1630 se traslada a Nápoles, una ciudad con gran auge cultural y perteneciente al Imperio español, donde los gustos se adecuan más a su trabajo (uso del claroscuro y temas bíblicos). El número de encargos es mayor y su actividad artística prolifera.

Aunque eran frecuentes los viajes de Artemisia Gentileschi por Europa, su estancia en Nápoles se ve interrumpida en 1638 para viajar a Londres, a la corte inglesa, con el fin de ayudar a su padre ya enfermo en el trabajo de los frescos del gran salón de Queen’s House, Alegoría de la Paz y de las Artes. Un año después de su llegada su padre muere y Artemisa Gentileschi culmina su labor en 1642.

Vuelve a Nápoles, pero poco se sabe de su vida posterior, salvo que en 1654 aún continuaba trabajando. Se cree que en 1656 muere en una plaga que asola Nápoles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *